¿Qué podemos esperar ver en México del Digital Signage?

Inves-DSW2012

Durante 2012 y particularmente el último periodo vimos un crecimiento importante en la instalación de pantallas de LEDs en vallas y espectaculares en gran parte de las avenidas y glorietas principales de la Ciudad de México. También vimos el incremento de kioscos y tótems en plazas comerciales. Descubrimos algunos pequeños negocios con una red digital muy rústica y otras más que después de llamar a la Asociación Mexicana de Digital Signage  encontraron a un “socio tecnológico” o las herramientas necesarias para lograr que su proyecto fuera profesional al 100%.

Diferentes retails, avenidas, plazas públicas y comerciales, farmacias, edificios corporativos y pequeños negocios fueron los lugares donde el Digital Signage hizo acto de presencia. Con esto, podemos decir que por primera vez en México tenemos una idea mucho más clara hacia dónde se está encaminando el mercado y, posiblemente, podríamos especular hacia dónde irá este 2013.

Así que vamos a enumerar los 3 sectores donde el DS en México podría darnos una grata sorpresa consolidándose como un medio de comunicación efectivo y favorito de la audiencia que lo mira.

·         Sector educativo

Aunque quizá lo primero que se venga a nuestra mente es un aula digital, en DS hay muchos otros servicios que podrían aparecer en el sector educativo: Kioscos conectados a las bases de datos de todas las facultades y campus; directorio de facultades, profesores, institutos de investigación, centros culturales, etcétera.

·         Hospitales

La Telemedicina está avanzando a pasos agigantados y no dudamos que pronto los servicios que los hospitales ofrezcan incluyan al DS dentro de sus instalaciones: lo mismo para los pacientes que desean agendar su próxima cita, como saber si el medicamento que necesitan está disponible en la farmacia o el estatus de sus análisis.

·         Museos

La cultura digital debería darnos algunas sorpresas en museos donde los niños podrían interactuar en salas completamente digitales, rodeados de realidad aumentada, siendo guiados por proyecciones que hicieran más divertido el recorrido; además podrían recibir un pequeño resumen de cada sala que visiten con escanear un QR en lugar de escribirlos.