Señalización estática VS Señalización digital (2da parte)

print

La semana pasada hablamos sobre porqué el cambio de impreso a digital no es tan sencillo para los dueños de empresas de señalización tradicional. Hoy vamos a ver el punto de vista de los clientes que buscan dar a conocer sus servicios o productos.

Al menos hay 3 razones que Mike Baker, jefe ejecutivo de Outdoor Media Center, destacó en entrevista para Outout Magazine:

1.- Cuando el anunciante no quiere compartir su espacio o localización con otros.

2.- Cuando no importa la prontitud en la actualización del anuncio.

3.- Cuando un impreso es más que suficiente para el anunciante.

Estos tres argumentos podríamos agruparlos en el conjunto de “Razones económicas” que siguen teniendo gran peso dentro de la industria de la información y que ralentiza la llegada del DS y DOOH.

¿Son ciertos o válidos estos argumentos? Beno, podríamos dar un par de comentarios a continuación.

Haciendo un análisis de estos argumentos, las razones del que se anuncia pueden ir desde el número de impactos que pierde al no estar 100% del tiempo en la valla o el espectacular, hasta no sentirse cómodo con el producto o servicio que se presenta antes y después que él en el carrusel de contenidos; por ejemplo que se colocara un anuncio de X marca de alimento y que inmediatamente se presentara otro de su competencia directa.

También debemos recordar que los anuncios publicitarios tradicionales se planean con una temporalidad definida por un flowchart. Si la información que deseamos comunicar no sufre modificaciones mayores a lo largo del tiempo, quizá un anuncio digital estaría “sobrado” para las necesidades del producto o servicio.

De la misma forma, quizá la manera de informar de X compañía se ha basado en  la comunicación franca, sencilla y directa, la señalización dinámica también sería un recurso que no ofrecería más que la luminosidad de los LEDs en la noche.

En al Asociación Mexicana Digital Signage apoyamos definitivamente el uso y efectividad de los medios digitales. Sin embargo, reconocemos que no todas las necesidades del mercado se cubren con esta tecnología, pues aún estamos en proceso de incorporarla plenamente a nuestro ambiente. Por lo tanto, creemos que aún se necesita hacer una evolución en la manera en que los usuarios buscan e interactúan con las marcas. No negamos que el print tendrá una larga vida, de hecho, auguramos una relación muy cercana entre el impreso y el digital por un par de años, y ya veremos cómo se desenvuelven los mercados y hacia dónde se moverán los productos y servicios.