El (mal) contenido en digital signage.

communicationfail1-300x221

Mientras se van apagando los monitores de la red que fracasó, seguramente sus administradores y el dueño de la misma se estarían preguntando “¿Qué salió mal?; Todo parecía en su sitio: buen software, buen hardware, buenos contenidos y bien administrados”.

Aunque estos son pilares dentro del éxito de una red, son sólo elementos de comunicación; estos por sí solos, aunque perfectamente elaborados, si no hacen equipo y comunican como deben, la red fracasará.

El éxito de la red no radica en la instalación impecable del perfecto hardware y software, así como de la creación estéticamente impecable de los contenidos: la comunicación al cliente es la clave.

Es importante hacer la diferencia entre comunicar e informar con un par de ejemplo:

“Quiero poner todas mis ofertas en la red” —- Informar

“Quiero que mis ofertas incluyan un call-to-action” —- comunicar

“El producto X es mejor y más barato que el producto Z” —- informar

“Cómo puedes usar el producto X y Z en tu vida diaria” —- comunicar

Cuando una red sólo entrega información, aún en el punto de venta, la audiencia no recibe nada más que información que a la larga se convertirá en algo a ignorar sin dificultad. Por ejemplo:

¿Quién disfruta viendo un INFOmercial? 2 horas de información pura.

Al contrario de la publicidad que gana premios, la información por volumen no son argumentos para decidir una compra.

Y repito, podrá ser la mejor gráfica, la mejor administración y los textos adecuados, pero si no comunican, el fracaso está a la vuelta de la esquina.

Para comunicar hay que incluir a la audiencia en la ecuación. Ser eficiente no lo es todo, es importante tener sensibilidad para iniciar un diálogo con quien nos observa. Y la palabra clave aquí es diálogo, conseguir una respuesta del usuario final: una compra, un like, un clic, etcétera.