¿Cómo hacer crecer la industria del DS en México?

social-constructivism

En muchas reuniones, pláticas informales, comentarios de profesionales y expertos, dueños de empresas y creadores de contenidos todos han comentado de una forma u otra “el problema de la industria”. Dicho “problema” de la industria mexicana radica en que los jugadores no sienten que exista una representación que los aglutine y que vea por los intereses de todos los involucrados en el DS y DOOH sin importar el área en que se desarrollen. Mientras, la industria crece a estirones y jalones: algunos más profesionales que otros, modelando su negocio tal como lo han ido aprendiendo a base de prueba y error, desarrollando modelos internos de comercialización para ofertar su producto o servicio, etcétera; al final la industria sigue atomizada y liderada por algunos que han sabido capitalizar – no su expertise – su ingreso a la industria en el momento más joven.

Por otro lado, países como España y Estados Unidos con una industria desarrollada han puesto más que los ojos en nuestro país: están llegando para ganar una posición dentro de nuestro país antes que se desarrolle de forma interna, lo cual me parece justo pues en el libre mercado la competencia es la única constante.

Así que el crecimiento de la industria digital mexicana es una realidad innegable y que sucederá en el mediano y largo plazo. Sin embargo, su desarrollo se nota mucho mejor organizado por la industria extranjera que por la localía. ¿Qué podemos hacer como industria para impulsar el progreso y desarrollo de nuestro mercado desde adentro?

 

  1. Participar y colaborar en la evangelización

Aunque pareciera que cada empresa hace su labor en este aspecto, es difícil decir que todos estamos “conociendo lo mismo”. Cada empresa ha aprendido del DS especializándose en el área en la que es experto; por lo tanto ¿Por qué no participar en algunos programas educativos o foros donde es posible hablar del DS y DOOH a públicos menos enterados del desarrollo digital? Webinars, expos, ferias y otros más son buenos lugares para comenzar, sobre todo por ser gratis.

2. No temer a la competencia

Claro está, el know how es lo que les ha valido estar dentro de la industria como profesionales, eso lo aplaudimos. Pero no participar por temor a que otros “les roben” su experiencia, me parece un argumento pobre. Siempre se puede compartir lo necesario para impulsar y desarrollar una industria con buenas prácticas.

3. Hacer equipo con otros profesionales para

Hacer equipo con profesionales significa hacer crecer el mercado donde todos van a ganar y donde nadie va a monopolizar. Pensar en esos términos es la mentalidad con la que debemos comenzar a construir una industria fuerte. Echar mano de la experiencia de las empresas internacionales que están deseando colaborar con un partner nos ayudará también a no repetir los errores de otros países.