El futuro de la publicidad digital: Vine

vine-logo

Desde que tengo memoria, he escuchado a varias generaciones decir que vivimos en una sociedad sumergida en información, que nadamos en información y  que hemos estado saturados de ella hasta las narices. ¿Por qué hay tanta información para todo: lo que compramos, lo que vendemos, lo que queremos, lo que no debemos comer y lo que deberíamos estar comiendo desde ayer?

Es la saturación de información lo que nos ha convertido en sabios de casi todo lo que la cultura pop pone frente a nosotros. Pero la información no es el problema: la cantidad es el la que desinforma. Y los que están hartos de esa montaña de datos son los usuarios: la decisión de compra se hace imposible si queremos hacer caso a cada pieza de información sobre un producto u otro servicio.

Lo que se está convirtiendo en una alternativa muy bien aceptada por las marcas y mejor recibida por los usuarios es la publicidad en pequeñas dosis: información filtrada y al punto. Y es extraño – para la publicidad tradicional – que las redes sociales estén al centro de toda esta nueva ola publicitaria.

Vine es un servicio en redes sociales que permite a sus usuarios compartir videos de 6 segundos máximo. Tal parece que este es el tiempo que los usuarios están dispuestos a pasar frente a sus dispositivos móviles viendo publicidad.

La oportunidad que se abre para la señalización digital es muy clara: los contenidos publicitarios se comenzarán a mudar a plataformas móviles y la creación de contenidos tendrá que ser mucho más parecida a los formados del DS que a los tradicionales. Por lo tanto vale la pena comenzar a pensar en el rumbo que toma la industria y estar preparados para ello. Para ver algunos ejemplos, aquí pueden hacerlo.

La publicidad tradicional se encuentra en un punto de quiebre y su permanencia no vendrá de la mano de grandes producciones.