¿El digital signage es para ti?

BLOCK 04 - Is this for me 02 (flat)

Muchas empresas, pequeños retails, plazas comerciales y establecimientos varios podrían estar dudando respecto a usar un sistema de señalización digital o no. Quizá crean que no es para ellos porque son “un establecimiento pequeño o mediano”, que el mantenimiento y la administración son muy caros o que pagar por la creación de contenidos cada mes es simplemente imposible de cubrir.

Si entras en alguna de estas categorías mencionadas, este artículo es para ti.

Comenzaré diciendo que es difícil no encontrar una versión de DS que no se ajuste a tus necesidades. Tomemos como ejemplo los pequeños retails y quizá tiendas de conveniencia locales. Para éstos, LG ha diseñado un sistema “híbrido” entre una TV convencional y un monitor profesional DS: el EZ-Sign. Su costo no se eleva estratosféricamente como podríamos pensarlo, además de tener un software precargado con plantillas y diseños que el usuario final puede gestionar. Cargar el contenido se logra con una memoria USB y listo.

Si quieres invertir un poco más, sólo necesitas un monitor profesional y una player que puede ser mucho más barato de lo que crees. Actualmente existen monitores profesionales a costos muy competitivos – a partir de $8.000 pesos para ser exactos – y fáciles de conseguir en México. Y no, no son chinos ni de marca “patito”. Se sorprenderían de la calidad y la marca. El player puede ser con base Android, lo que reduce significativamente el coste. El contenido sigue siendo muy fácil de crear con plantillas precargadas o a través de uno de los muchísimos softwares gratuitos para crear contenido y administrarlo.

Es cierto que un sistema “básico” dista mucho de un sistema “profesional”, sin embargo el presupuesto entre uno y otro también es abismal. Así como no esperaríamos correr un Porsche 911 en una avenida en hora pico, tampoco esperaríamos un sistema profesional en un pequeño establecimiento. Sin embargo, lo que sí esperaríamos es que su funcionamiento fuera excelente y compensara el gasto hecho con resultados. Esto es posible si seleccionamos un sistema ad hoc a nuestras necesidades.