El Digital Signage y su relación con el Big Data Parte 2

HiResGraph300

En la primera parte de este artículo, explicamos grosso modo qué es el Big Data (BD) y sus componentes principales. Dejamos claro que es una tendencia en todo el mundo y que para la industria del Digital Signage (DS) y el Digital Out Of Home (DOOH) es sin duda un punto en el cual poner atención. El BD sólo sirve cuando se cuenta con la capacidad de interpretar la información que recibimos de todas las fuentes que hemos elegido: mail, internet, redes sociales, canales de video, etcétera. Así que es indispensable aprender a filtrar la información que tenemos ahora por montones; buscamos los datos con calidad y relevancia. La cantidad ya no es relevante.

Existen algunos softwares que facilitan el filtrado de información según algunos parámetros preestablecidos y que nos hacen la tarea más llevadera. Sin embargo no podemos decir que esto sea la panacea al problema de congestión informática: la cantidad de fuentes es lo que complica la ecuación. A mayor número de fuentes más variables en los datos, más demografía y más perfiles individuales. Por lo tanto, la capacidad de impacto que podemos lograr en un tiempo mínimo de respuesta es el verdadero tema entre BD y DS.

¿Qué tanto podemos hacer para lograr la respuesta en tiempo real dentro de nuestros circuitos de señalización digital?

Específicamente para el mercado mexicano, lo que tenemos que hacer es comprender que el contenido debe ser creado teniendo en cuenta qué estamos recibiendo de información.

Por ejemplo, si en uno de nuestros circuitos tenemos cámaras que nos dicen que el tiempo máximo de atención de una persona que ha visto la pantalla es de 7 segundos, nuestros mensajes no pueden durar más que ese tiempo, y más aún nuestro mensaje debe estar en los primeros 4 segundos del spot. Tenemos que aprender a escuchar los datos y aprender a trabajar con los márgenes que nos entregan. Es un hecho, la inmediatez juega un papel crucial aquí: datos vienen y van sin parar, y no podemos darnos el lujo de analizarlos y retenerlos por mucho tiempo.

Una vez entendido el peso de los contenidos y el tiempo mínimo que tenemos para hacer los ajustes en el menor tiempo posible, es importante saber identificar de dónde vienen los datos que recibimos: cámaras en tótems y circuitos digitales, clics, likes, sms, mails, interacciones con redes sociales, etc. Esto es indispensable para comprender perfiles de usuarios, comportamiento de la audiencia, posiciones ideales de pantallas y disposición del contenido en ellas, información relevante para los usuarios y audiencia por franjas horarias… y podríamos seguir dando características y variantes. De aquí que sea importante comenzar a desarrollar en México un mecanismo de medición que nos deje obtener información.

De nuevo, las cámaras y el software biométrico no lo son todo, pero si no iniciamos con algo así, seguiremos recibiendo miles de millones de datos sin un filtro adecuado para nuestro medio. El BD nos ayudará a entender a nuestra audiencia y el filtro serán las tecnologías que podamos utilizar, acompañadas de una metodología de medición propia del DS.

Me parece que tenemos mucho que hacer y más que entender en México sobre nuestro mercado durante 2014.