Lo que no hicimos durante 2013 en DS y DOOH

2013 fue para la industria mexicana del DS y DOOH un buen año. Podríamos hablar de las generalidades que notamos al paso de los meses en cuanto al aumento en el número de pantallas en exteriores, los sistemas indoor en plazas comerciales, la renovación de viejos sistemas por los más modernos, conferencias y expos que nos dejaron ver el interés de distintos sectores sobre la industria digital. También fue claro el interés de empresas que jamás habían invertido en exteriores digitales: pasaron de cero a cuarenta pantallas de LED en DF. Confirmamos que un área de crecimiento constante es el mercado LED exterior; los canales corporativos e instalaciones basadas en pantallas y players comienzan a ser más conocidas y solicitadas por cadenas de tiendas y autoservicios. Esperaríamos que todos estos campos sigan creciendo en 2014, sin embargo esto es solo la punta del iceberg y debemos aprender de lo que no logramos concretar en 2013 para llevarlo a cabo en 2014.

¿Qué cosas se quedaron estancadas en 2013?

Medir el impacto del DS y DOOH en los espectadores:

No estamos hablando de aprender, lo que significaría que ya existe un método para hacer esta medición y sólo necesitamos “aprender a usarlo”, sin embargo la realidad es que en 2013 no existió una metodología que nos permitiera medir y obtener datos que pudieran ser útiles en el ROI y en el ROO.

Investigación del sector DS y DOOH:

Se hizo mucho por hacer lucir tecnológicamente atractivas a las pantallas y reducir sus fallos al máximo, sin embargo no se hizo énfasis en comprender qué sectores del mercado eran los que presentaban mejores oportunidades de implementación, es decir la calidad cuantitativa en audiencia y en sus características. Sin esta investigación, las pantallas se verán muy bien, pero sin una audiencia a la cual impactar.

Pantallas por todos lados olvidando el contexto:

Sobre este tema escribimos un post en 2013 donde resaltamos la necesidad de entender el contexto en que una pantalla se colocará con una pregunta: ¿Cuál es el estado mental de nuestra audiencia? Es decir, está en un punto de espera, de tránsito, dentro o fuera de una plaza o retail, a qué altura se ubican las pantallas, el tiempo en que se presenta la información… todos estos factores disponen en mayor o menor medida a nuestra audiencia hacia nuestra comunicación.

Esperamos que 2014 presente mejores oportunidades de crecimiento para nuestra industria, sobre todo, oportunidades de aprender cosas nuevas y aplicar las que dejamos escapar en 2013.