Entendiendo al Digital Signage en México: Dónde estamos como industria (Parte II)

Failure-at-Content-Marketing-1024x603 

En nuestro artículo anterior comentamos algunos problemas de la industria del DS en México y compartimos nuestro punto de vista respecto a esto: hemos querido estar a la altura de otros países con una industria bien desarrollada sin haber entendido a cabalidad qué significa “la industria del DS” per se.

Así que en esta segunda parte nos concentraremos en los procedimientos básicos antes de involucrarnos en un proyecto DS desde la perspectiva de la industria que ofrece un servicio a los clientes. 

 Consultoría: Qué y Cómo

El éxito de una red DS o DOOH inicia teniendo muy claro qué se quiere lograr y hacia dónde se pretende llevar el proyecto. Estas dos respuestas nos evitaran muchísimas frustraciones en cuanto a lo que queríamos como resultado final y lo que obtenemos. No es culpa del integrador o del proyecto, sólo es la falta de visión y de dar por sentado que “una pantalla es una pantalla y hará lo mismo que todas las pantallas que conozco”. Dicho éxito se logra contratando una consultoría profesional de un experto en DS y DOOH.

¿Tiene costo? Definitivamente sí, porque la imparten uno o varios profesionales de la industria que seguramente tomaran del tiempo de otros proyectos para ayudarte a definir el tuyo. Este tiempo es valioso para ambas parte. No contratarla por creer que es innecesaria es un error que se paga con muchos billetes al final del proyecto.

¿Puede hacerla la empresa que quiero integre mi proyecto? Podría… aunque ser “juez y parte” en un proceso comercial no suele ser una buena idea.

Una vez que se ha definido QUÉ se quiere y CÓMO se quiere, se inicia la siguiente fase.

 Integradores: QUIÉN

La búsqueda de una empresa que sea capaz de desarrollar tu proyecto no debería ser tan difícil cuando se conoce a los profesionales de la industria. Los integradores – como su nombre lo dice – son expertos en buscar diferentes “paquetes de soluciones” que te permitan lograr lo que quieres y llevarlo a una segunda etapa al cabo del tiempo. Una vez que se ha elegido a un integrador para el proyecto, son ellos los más indicados para darte una asesoría en cuanto a qué equipos son los indicados para alcanzarás tus expectativas. Pregúntales absolutamente todo lo que es capaz de hacer la solución que te ofrecen y si es capaz de ser “escalada” a una segunda etapa. Esto te ayudará a reducir considerablemente el gasto del update.

Hasta aquí el proyecto se concentra en los elementos técnicos: hardware, software, soportes, pantallas, resoluciones, cables, etcétera.

Una vez completada esta etapa el contenido toma un significado vital para el éxito del proyecto: ¿CUÁL de todos los formatos de contenidos existentes es el ideal para mi red DS o DOOH? Esto también lo veremos en la tercera parte de este artículo.